TESTIMONIOS

A continuación mostramos los testimonios de algunos de nuestros clientes más satisfechos (Ordenados según el nombre de la empresa):


America Leasing ha venido creciendo de manera sostenida los últimos cinco años. Ello, gracias al importante dinamismo del consumo e inversión privados. En dicho contexto, las necesidades de financiamiento de largo plazo han sido también crecientes, para mantener un adecuado manejo financiero, con un bajo perfil de riesgo de liquidez un bajo perfil de riesgo de liquidez.

Durante dicho proceso, hemos logrado captar una serie de líneas de crédito de mediano y largo plazo, tanto con entidades financieras locales como con entidades multilaterales extranjeras. La implementación y uso de dichas líneas de crédito ha sido posible gracias al trabajo coordinado entre nuestra área financiera, nuestros abogados y el equipo profesional de La Fiduciaria. Así, se ha promovido el uso del fideicomiso de administración y garantía, novedoso mecanismo que permite dar mayor seguridad jurídica a los diversos tipos de acreedores financieros.

Agradecemos el permanente apoyo e interés mostrado por La Fiduciaria respecto del plan de diversificación de pasivos implementado por America Leasing en los últimos años, el cual constituye sin duda un elemento decisivo para soportar el crecimiento esperado en los años venideros. Este se ha materializado en la existencia de cuatro fideicomisos y próximamente implementaremos dos más, todos orientados a seguir expandiendo el arrendamiento financiero para la pequeña y mediana empresa peruana, la cual viene modernizándose y haciéndose cada vez más competitiva.

Con el desarrollo económico que viene atravesando el Perú, el Banco Financiero, como toda la banca, viene financiando proyectos de mediano y largo plazo cuyas estructuras están orientadas a mitigar los riesgos inherentes a estas operaciones.

Hoy, el fideicomiso representa la figura de mayor flexibilidad, y por tanto adaptabilidad, al caso concreto y aporta importantes ventajas comparativas para sus usuarios en aspectos de seguridad del patrimonio fideicometido, administración y control de las operaciones, en especial cuando se trata de flujos de efectivo.

Otra importante ventaja del fideicomiso es la posibilidad de abstraerse del Poder Judicial, hoy colapsado por la carga procesal existente, permitiendo a las partes establecer las reglas concretas de aplicación en los diferentes escenarios que puedan presentarse en una relación que se estima de largo plazo.

Lamentablemente en el Perú, a diferencia de países como Colombia, las estructuras fiduciarias las vemos generalmente en operaciones de cierta envergadura, debiendo dar finalmente el salto de masificar su utilización, lo que generará mayor acceso al crédito y con ello mayor desarrollo para el país.

La fiduciaria, principal actor del mercado peruano, viene realizando importantes aportes en la promoción del fideicomiso a través del profesionalismo y especialidad de quienes la componen, aportes que venimos percibiendo en las diversas operaciones estructuradas con el banco, que nos han permitido atenuar e incluso eliminar riesgos importantes a través de las destacadas asesoría y administración de los patrimonios fideicometidos.

Con la finalidad de consolidar la posición financiera de la empresa y poder iniciar el crecimiento de nuestras operaciones, a fines del año 2006, iniciamos negociaciones con el Scotiabank Perú para conseguir un financiamiento a mediano plazo por US$ 25 Millones.

Para poder concretar la operación se debía constituir un fideicomiso sobre ciertos activos y concesiones mineras de forma tal que la operación estuviese garantizada de acuerdo a los requerimientos del banco.

Para este fin, contamos con el valioso aporte de La Fiduciaria S.A., empresa líder en operaciones de estructuración de garantías. El compromiso de sus profesionales fue fundamental para el cierre de la operación.

El Grupo Graña y Montero ha depositado su confianza en La Fiduciaria desde su fundación como empresa especializada en la administración de Fideicomisos, incorporando este nuevo esquema en varias de nuestras operaciones de financiamiento, lo que ha hecho posible obtener mejoras tangibles en las condiciones de dichas operaciones.

En el 2007, Pesquera Hayduk SA implementó un plan estratégico con el objetivo de consolidar su posición de liderazgo en el sector, por lo que después de una evaluación integral de las necesidades estructurales se decidió que la empresa necesitaba financiarse vía un crédito sindicado por US$ 130'000,000.00, el se destinaría básicamente a refinanciar pasivos de largo plazo y la adquisición de una nueva empresa.

La estructuración de este crédito se mostraba compleja por diversos motivos. Primero, la empresa atravesaba un proceso de fusión en el cual Pesquera Hayduk absorbía a siete empresas; Segundo, la mayoría de los activos de las empresas se encontraban gravados garantizando las acreencias anteriores y, finalmente, el tiempo era escaso, toda vez que se debía aprovechar la oportunidad de adquirir la nueva empresa, ante inminentes ofertas de otros participantes del sector, lo cual exigía una rápida respuesta y un serio nivel de compromiso por parte de todos los intervinientes en esta operación.

Es en este contexto que La Fiduciaria juega un rol importante, verificando los activos a otorgarse en fideicomiso, coordinando diligentemente con las instituciones financieras y estructurando una garantía acorde con las exigencias solicitadas, es por ello que podemos afirmar que el rol jugado por La Fiduciaria, tanto en la asesoría como en la respuesta rápida ante la coyuntura, respondió a nuestras expectativas.

Es a través de este proceso que logramos refinanciar nuestros pasivos y adquirir la empresa Conservadora Garrido en Octubre de 2007, que nos posiciona entre las principales empresas pesqueras del país.

En el 2005 Corporación Pesquera Inca (Copeinca) estaba gestionando un crédito con el Credit Suisse, dicho préstamo tenía como objetivo la compra de acciones de Pesquera del Mar, los activos de Pesquera Tauro, Langostinos y Casma y requería paralelamente que se constituyan las garantías fiduciarias sobre ellos. Dado que muchos de los activos se encontraban gravados a favor de otros bancos y/o leasing, hubo que prepagar dichas obligaciones también en modo simultáneo.

La Fiduciaria jugó un papel sobresaliente en dicho proceso, verificando el estado de los activos destinados a la fiducia y coordinando con el Credit Suisse y las siete instituciones financieras acreedoras lo necesario para cancelar las obligaciones y constituir el fideicomiso en la fecha programada para el día de cierre.

La Fiduciaria trabajó intensa y proactivamente afinando todos los temas y superando escollos surgidos a lo largo de la transacción; gracias a ello la meta fue lograda con puntualidad, con lo que un paso muy importante para el crecimiento y la consolidación de nuestra empresa ha sido alcanzado con éxito.

En Febrero de 1998 un aluvión de grandes magnitudes dejó sepultada la Central Hidroeléctrica Machupicchu. El año 2006 EGEMSA terminó de reunir los recursos para las obras correspondientes a la 'Segunda Fase de Rehabilitación de la Central Hidroeléctrica Machupicchu' por lo que se definió constituir un fideicomiso con los fondos para rentabilizar los mismos y para asegurar que su único destino fuera pagar al Contratista que se eligiera para la ejecución de las obras. La Fiduciaria ganó el concurso donde se seleccionó al fiduciario y en el tiempo que se viene trabajando con el fideicomiso La Fiduciaria se ha desempeñado con profesionalismo y con un alto estándar en su calidad de servicio.

Electroandes S.A. se construyó sobre la base de la infraestructura hidroeléctrica de Centromin Perú S.A. y en diciembre del 2001 fue adquirida por PSEG Global en el marco del proceso de privatización desarrollado por el Estado Peruano. PSEG Global y Electroandes S.A. requirieron refinanciar un préstamo existente y una deuda asumida en el proceso de privatización, recorriendo para ello al sistema financiero local.

Desde diciembre del 2001 hasta diciembre del 2003, Electroandes S.A. ha ido redefiniendo su posición de deuda, transformándola de deuda bancaria de corto plazo a deuda en el mercado de capitales a través de tres emisiones de bonos corporativos por el total de US$ 100 millones, con vencimiento de 10 y 12 años, logrando además excelentes tasas de interés.

En todo el proceso de estructuración de deuda la performance de Electroandes S.A. y la composición de las garantías fueron determinantes en el resultado final. Las garantías están conformadas principalmente por dos fideicomisos, uno de activos, sobre ciertos activos de la empresa y el otro de flujos, que opera sobre las cobranzas de nuestros tres principales clientes y el ingreso por la indemnización del Lucro Cesante de algún siniestro. La Fiduciaria S.A. es la empresa administradora de los fideicomisos desde diciembre del 2001.

En el tiempo que venimos operando con La Fiduciaria S.A., reconocemos la alta calidad de sus profesionales y experiencia en el servicio brindado. Lo antes expuesto nos ha permitido transmitir a nuestros accionistas y acreedores confianza y tranquilidad en la gestión de Electroandes S.A., permitiendo a su vez consolidar la imagen de la empresa en el mercado energético y de capitales.

Enfrentar y resolver el problema habitacional requiere de la intervención de varios actores: bancos, constructores, promotores, desarrolladores, propietarios de los terrenos, compradores y el Estado, cada cual aporta su cuota y requiere que sus derechos sean debidamente protegidos. Lograr que las soluciones lleguen a las familias de menos recursos demanda, además, que las soluciones sean eficientes.

En estas condiciones el fideicomiso se convierte en uno de los mecanismos más flexibles y seguros para dirigir los recursos financieros y técnicos para lograr viviendas al alcance de la familia peruana.

Tenemos un camino largo por recorrer y estoy seguro que el fideicomiso se convertirá en un mecanismo habitual en el sector.

El crecimiento económico experimentado en nuestro país, durante los últimos años, ha promovido el desarrollo de centros comerciales en lugares donde no se pensó que podían existir. También motivó que en lugares donde ya existían algunos se desarrollaran otros más, cubriendo así totalmente la demanda de la zona de influencia.

El grupo Falabella ingresó en el año 2002 al segmento de hipermercados, inaugurando su primer Tottus en el Mega Plaza del Cono Norte de la Ciudad de Lima, al que luego seguiría el de San Isidro. Dos años después, el consorcio ingresaría al rubro de tiendas para el mejoramiento del hogar, incorporando la cadena Sodimac a su oferta al consumidor peruano.

Tottus y Sodimac, ubicados en la antigua Feria del Pacífico de la avenida La Marina, han sido desarrollados con una estructura que involucra el uso de arrendamiento financiero y la constitución de dos Fideicomisos. La utilización del Fideicomiso ha permitido que el avance del centro comercial pueda ser por etapas, sin que las garantías otorgadas actualmente perjudiquen el financiamiento de las próximas etapas, que serán ejecutadas sobre el área libre del terreno. En este sentido, la participación de La Fiduciaria ha sido importante para llevar a cabo las operaciones en los términos más satisfactorios para nuestra organización.

En el año 2003, Grupo Sipesa realizó una importante reestructuración financiera que incluyó la refinanciación de su primera y segunda emisión de bonos corporativos y de un financiamiento a mediano plazo con el BWS Banco Wiese Sudameris, por un total en conjunto de US$ 58 millones. 58 millones.

La reestructuración incluyó la conformación de dos Fideicomisos en garantía, uno sobre ciertos activos de la empresa y otro sobre un porcentaje de las exportaciones de la misma.

Incluir el mecanismo de Fideicomiso en la operación permitió lograr que la deuda se refinancie a un plazo de 8 años y obtener una reducción en el costo financiero de 215 puntos básicos en promedio.

La Fiduciaria fue escogida para administrar ambos Fideicomisos debido a la buena experiencia que hemos tenido con esta institución en la administración de otro Fideicomiso, el reconocido profesionalismo con el que trabajan y la seguridad que transmiten al sistema financiero y al mercado de capitales.

En Abril del 2002 tuvimos la oportunidad de viajar a Colombia, con la idea de conocer el desarrollo que habían logrado en la construcción de viviendas de interés social, programa llamado METROVIVIENDA, es en esa oportunidad que escuchamos por vez primera la figura de un FIDEICOMISO en el sector inmobiliario, y nos dimos cuenta que una gran parte del éxito logrado se debía al uso de esta figura de garantía.

Al regresar al Perú, se estaba en plena promoción de la primera subasta pública con precio fijo de un terreno del estado, el cuál sería adjudicado al promotor que garantice la construcción del mayor número de viviendas , en el menor plazo posible, y con el menor precio de venta. Es en este escenario que nos ponemos en contacto con el Banco Sudamericano, con el fin de mostrarle nuestro proyecto, y solicitarle nos garantice ante el Estado Peruano, con el fin de obtener la buena pro de la subasta. La respuesta del Banco no se dejó esperar pero aclaró que el apoyo vendría únicamente a través de una figura de FIDEICOMISO, es aquí cuando una vez más esta figura se cruzaba por nuestro camino, y gracias a lo visto en el extranjero, aceptamos de inmediato ser parte de una operación con esas características.

Gracias a la buena propuesta arquitectónica y financiera planteada, nos vimos favorecidos con la buena pro de la subasta de terreno LOS PROCERES en el distrito de Surco; siendo a partir de ese momento que empezamos a experimentar las grandes ventajas de haber aceptado trabajar bajo el sistema de Fideicomiso, ya que le dio un respaldo y seguridad al proyecto, que difícilmente hubiésemos logrado sin él. Es verdad que las sesiones de trabajo para armar el contrato de Constitución de Fideicomiso Inmobiliario de Administración y Garantía fueron agotadoras, pero el producto final bien valió la pena, ya que hoy en día podemos decir que el contrato de Fideicomiso de LOS PROCERES contempla todos los escenarios posibles dentro de un desarrollo inmobiliario, y le da la solución a cada uno de ellos, garantizando el éxito del programa.

Ya tenemos 4 meses desde la constitución del Fideicomiso, y la obra de 370 departamentos se encuentra en un 75% de avance, habiendo vendido a través del sistema Financiero con créditos MI VIVIENDA el 100% de los departamentos y habiéndose entregado sus inmuebles a los primeros 170 clientes, los cuáles se encuentran disfrutando en un tiempo récord del sueño de la casa propia.

Es claro señalar que estamos convencidos que esta experiencia vivida nos ha marcado el camino que debemos seguir en el desarrollo de proyectos inmobiliarios de gran envergadura.

En el desarrollo del proyecto Mega Plaza Cono Norte existen dos fideicomisos como estructuras de garantía del financiamiento, sin ellos el proyecto no hubiese podido ser realizado. Un fideicomiso es de garantía y se encuentra constituido por el terreno y la fábrica del centro comercial; el otro es un fideicomiso de administración y está compuesto por las rentas provenientes de la explotación del centro comercial.

El fideicomiso es transparente en relación a la administración que desarrollamos en el centro comercial, incorporando únicamente controles que permiten tener ordenada la operación y el fideicomiso es neutro en relación a los impuestos que gravan el proyecto.

Actualmente, el concepto de negocio inmobiliario se ha trasladado de la empresa promotora o desarrolladora al propio proyecto. En consecuencia, todos los agentes que interactúan en la ejecución de un proyecto inmobiliario (entidades financieras, inversionistas, promotores, contratistas y clientes, entre otros) buscan el desarrollo eficiente del mismo, prescindiendo así de la empresa que lo desarrolla o promueve. empresa que lo desarrolla o promueve.

En esta coyuntura, el Fideicomiso se ha convertido en la herramienta legal idónea para el desarrollo de proyectos inmobiliarios de corto y mediano plazo, ya que permite la ejecución de los mismos conforme a una estructura eficiente, segura y confiable en la cual todas la partes involucradas están seguras de que la ejecución del proyecto inmobiliario es el objetivo principal y que sus intereses y prioridades se encuentran totalmente garantizados.

Los Portales S.A. tiene más de 2 años ejecutando y promoviendo proyectos inmobiliarios a través de Fideicomisos, los cuales han generado a la empresa, sus proveedores, acreedores y clientes, resultados muy positivos.

La construcción de buenas relaciones con nuestros vecinos ha sido prioridad desde que iniciamos nuestras actividades en Cajamarca, hace más de 15 años. Si bien es cierto ha habido altas y bajas, hemos ido superando las dificultades a través del dialogo y mediante el empleo de mecanismos que promueven la participación ciudadana y la intervención de terceros que añadan al proceso imparcialidad y transparencia.

Es precisamente en este esfuerzo que hemos encontrado en la figura del fideicomiso una herramienta que permite administrar eficientemente fondos para la ejecución de programas de desarrollo promovidos por nuestra empresa, o para garantizar el funcionamiento futuro de instalaciones que serán operadas como parte del plan de cierre de nuestras operaciones.

De este modo el Fideicomiso se ha convertido para nosotros en una herramienta indispensable para el trabajo social y la generación de confianza, y La Fiduciaria n un importante aliado para poner en práctica estos mecanismos con eficiencia, transparencia y profesionalismo.

Es a través de este proceso que logramos refinanciar nuestros pasivos y adquirir la empresa Conservadora Garrido en Octubre de 2007, que nos posiciona entre las principales empresas pesqueras del país.

Concesionaria Trasvase Olmos, empresa del Grupo Odebrecht, a cargo de la Construcción, Operación y Mantenimiento de las Obras de Trasvase del Proyecto Olmos, concluyó el proceso de financiamiento para la ejecución de las mismas, a inicios del año 2006, y que representan inversiones por US$ 247 millones.

Para este proceso, que representa la primera concesión en la modalidad de Asociación Publico Privada para el desarrollo de infraestructura, financiada por el mercado de capitales peruano, fue necesario constituir dos fideicomisos: el primero, en el que participan el Gobierno Regional de Lambayeque y la Concesionaria; y, el segundo, en el que participan la Concesionaria y sus acreedores.

En ambos casos, se contó con la participación de La Fiduciaria como empresa especializada en la administración de los fideicomisos de garantías constituidos, a la cual reconocemos el profesionalismo y experiencia con el que han cumplido el mandato, a satisfacción de todas las partes involucradas.

Pesquera Diamante completó satisfactoriamente, en agosto del año 2002, una larga y complicada negociación al adquirir un elevado porcentaje de los activos de Pesquera San Antonio dentro de un proceso de liquidación.

La operación se tornaba complicada por el monto y la cantidad de acreedores garantizados así como porque nuestra propuesta incluía el adecuado financiamiento por parte de los acreedores en un tramo importante del precio de compra.

Esta operación no se hubiese culminado exitosamente sin el adecuado asesoramiento de 'La Fiduciaria' quien constituyó un fideicomiso de garantía a satisfacción de las instituciones financieras que formaban el sindicado que financió la operación.

Hoy día, Pesquera Diamante es propietaria y opera plenamente las plantas de harina de pescado de Samanco, Supe y Mollendo, habiendo mejorado la capacidad productiva de la empresa, elevándola a integrar el grupo de las empresas pesqueras más importantes del país.

Esta operación nos sirvió para conocer otros mercados financieros del exterior. Trabajar bajo el mecanismo del fideicomiso ayuda a concretar con seguridad y facilidad operaciones innovadoras

Agradezco a las empresas y personas que nos apoyaron para concretar esta operación, importante para nuestra empresa.

En el Desarrollo estratégico de nuestra empresa, entendíamos que se debían asumir mayores riesgos para alcanzar niveles de crecimiento muy importantes. El manejo de riesgos es nuestra razón de ser, y por ello debemos contar con herramientas que nos permitan medirlos y atenuarlos, pues son inevitables en las operaciones.

El proceso de búsqueda de alternativas nos llevo, para el negocio de la Caución, a encontrarnos con el Fideicomiso como la dosis adicional de seguridad que buscábamos, esto por la confianza que brinda el poder aislar los flujos de efectivo de una determinada obra en un Patrimonio Autónomo.

Es así como llegamos a desarrollar una alianza estratégica con La Fiduciaria S.A.

Durante el año 2006 trabajamos las primeras 4 transacciones bajo este esquema, incluyendo una operación en la cual se sindicaron las fianzas con un banco local; las perspectivas de esta alianza para el 2007 son bastante auspiciosas.

En el 2004, el Grupo Maple cumplió una década de operaciones en el sector de gas y petróleo en el Perú. Ese mismo año se financió una importante operación de crédito, utilizando como garantía un Fideicomiso sobre cobranzas futuras a uno de nuestros principales clientes.

Esta nueva estructura de garantías permitió incrementar el plazo de la deuda a 5 años y reducir considerablemente el costo financiero, aproximadamente en 200 puntos básicos. Lo más importante para la empresa es que la alternativa de Fideicomiso sobre flujos futuros se ha convertido en una nueva e importante fuente para garantizar operaciones de crédito, en condiciones de plazo y tasas muy ventajosas.

La Fiduciaria, empresa administradora de Fideicomiso, entró en operaciones en diciembre del 2004 y, en el tiempo que venimos operando, ha demostrado amplia experiencia y gran conocimiento en este tipo de operaciones financieras. El buen servicio brindado por La Fiduciaria ha asegurado la fluidez que nuestras operaciones buscan. 


Calle Los Libertadores 155, Piso 8, San Isidro, Lima, Perú
Teléfono: (511) 710-0660  |  Fax: (511) 222-4260
Fideicomiso del
Hogar Clínica
San Juan de Dios